martes, 24 de abril de 2012

The Hunger Games: Songs From District 12 and Beyond (2012, USA)


La Saga The Hunger Games viene a darnos una gran sorpresa, porque su soundtrack está plagado de bandas que han ganado buena reputación en el circuito independiente. Si bien es cierto, The Hunger Games es una película creada con el fin de ser un producto masivo, su soundtrack viene a ser lo contrario, cosa rara que algunas películas están adoptando últimamente, ya se vio y se conocieron los resultados de esta combinación en la saga Crepúsculo, donde el soundtrack fue en términos generales, una pieza extraña para el público juvenil que seguía la saga, salvo algunas bandas de corte comercial donde se apoyó el producto final para su comercialización.

En esta oportunidad, es el turno de aplicar la misma fórmula para The Hunger Games, y es que se tiene prevista una nueva saga cinematográfica, y para esta primera entrega podemos encontrar grupos tan independientes como Arcade Fire hasta artistas mainstream como Taylor Swift o Maroon 5, que en ningún momento desentonan con el sonido en conjunto del álbum, muy por el contrario, logran crear una atmósfera interesante que no se les escuchó en alguna de sus producciones individuales.

En un mundo post apocalíptico parece que hay espacio para las buenas bandas, para el buen accionar de grupos talentosos; y es así como da inicio al disco el tema Abraham’s Daughter, propiedad de los celebrados Arcade Fire, impregnando una atmósfera muy similar a las producidas por temas tan clásicos como los pertenecientes a aquella época gloriosa del cine italiano de terror, de maestros como Darío Argento, Lucio Fulci o Mario Bava, cuyas películas se apoyaban en piezas musicales orquestadas para poner dramatismo a las escenas gore o de terror puro como en las ya clásicas The Beyond (El Más Allá), Profondo Rosso, Phenomena o Suspiria, a cargo de músicos como The Goblin, clásico del rock progresivo y sinfónico de los 70's.

Pero The Hunger Games tiene varias sorpresas por mostrar, porque luego del inicio de los canadienses Arcade Fire, The Secret Sisters nos introducen en los sonidos melancólicos del folk, quienes con sólo una guitarra logran llevarnos por paisajes sureños para desembocar en Neko Case y su Nothing To Remember, que no es folk pero continua con la línea melodiosa y reflexiva que también está presente en Safe & Sound, tema intimista que cubre la atmósfera con una Taylor Swift magnífica, como nunca se le escuchó en su discografía hasta este momento, y claro, acompañada por The Civil War quienes son los que tal vez llevan su voz por esos senderos y que logran convertirla en una de las mejores intérpretes del disco.

Aquí viene el punto de quiebre, Kid Cudi hace su aparición con The Ruler and The Killer, que a pesar de ser rap, encaja con el soundtrack en general, porque es llevado con una batería grave que le da un caracter sombrío al tema; el folk no se hace esperar y vuelve nuevamente con Punch Brothers y Dark Days; le sigue The Decemberists con algo de indie para dar un ligero matiz con One Engine; The Carolina Chocolate Drop, es puro country old-time casi acapella, propio del estilo sureño norteamericano, seguida por The Civil Wars y el tema Kingdom Come, también folk country intimista, que a estas alturas ya es una constante en el soundtrack, que a pesar de presentar canciones de baja revolución, que a muchos les podría parecer monótono, nunca aburren, por el contrario, se convierten en piezas interesante y hasta extrañas para acompañara a una película post apocalíptica. Glen Hansard aporta algo de hard rock con Take The Heartland; Jayme Dee; The Low Anthem y Birdy completan el disco con sendas canciones que no pasan nada desapercibidas.

Lo mejor del soundtrack es sin lugar a dudas, Maroon 5, acompañados de la novel Rozzi Crane interpretando Come Away To The Water, donde Maroon 5, deja de ser Maroon 5 aunque sea por unos minutos. Miranda Lambert aporta con Run Daddy Run y Taylor Swift vuelve sola con su acostumbrado pop country en Eyes Open.

The Hunger Games, quién iba a pensar que se traería tamaño soundtrack.


________________________
Parte de esta reseña fue publicada en la revista Zona Joven (#149)

3 comentarios:

Espaciolandesa dijo...

Suelo fijarme mucho en las bandas sonoras de las pelis.

No he visto ésta, pero por lo que comentas al menos buscaré la música n_n

nicolas barra dijo...

Hola me parece muy bueno tu blog, sigue adelante...
Para contacto: Click aqui

Anónimo dijo...

Hola, gracias por los comentarios, esto me motiva a seguir con el blog, si quieren leer reseñas nuevas también escribo en la revista Zona Joven.

Saludos...